Avanza Sin Tranza

 

Datos, datos y más datos

Por: Daniel Valles

El tema de la corrupción no es el único en el que los diputados y diputadas hablan con información que sus asesores les pasan. A veces no los leen antes de presentarse a una mesa de discusión y verse muy dignos o dignas. Como si conocieran o dominan el tema que presentan.      Diputados, senadores y funcionarios constantemente hablan acerca de la corrupción así, como si supieran. Como si los datos que presentan fueran, “el gran descubrimiento” que están mostrando al mundo. Como si las cifras dijeran algo más que eso. Cifras vergonzantes que muestran qué tan corruptos somos los mexicanos. Claro que hay excepciones tanto en quienes hablan, como en quienes son corrutos. Perdón, nadie se ofenda.

        Cuando una persona saben de un tema, se nota y cuando no saben, también. Pobres quienes legislan, solo hacen el ridículo y demuestran dos o tres cosas.

1.- Su ignorancia e incompetencia.

2.- La irresponsabilidad de los partidos que les seleccionaron para ser legisladores o funcionarios. Lo que bien puede considerarse como un acto corrupto en sí mismo. Donde quien selecciona y quien acepta pecan de corrupción por el hecho mismo.

3.- La poca atención que el electorado pone en quienes aparecen en una boleta de elección para ser votados. Como no les conoce, vota a ciegas. Elije personas ignorantes y corruptas. (Por lo expuesto en el punto dos).

        “La corrupción es un problema que va más allá de una concepción del enojo que provoca en la ciudadanía el abuso que ejercen muchos funcionarios públicos con su cargo”, afirmó el diputado local Jorge Carlos Soto Prieto, al participar con la ponencia Ley Anticorrupción en el Estado de Chihuahua. Y luego empezó a citar datos, datos y más datos. Como si de eso se tratara solamente y no de acotar y combatir los hechos que menciona.

        Seguramente el diputado Soto no sabe que a más leyes, más corrupción. Y escribo seguramente, porque no lo conozco. Hizo como todos sus pares antes que él; se puso a hablar y hablar y hablar.

“El Sistema Nacional Anticorrupción abre una oportunidad para crear un andamiaje robusto que permita avanzar en la reducción de la prevalencia de la corrupción, es decir que disminuya el número de víctimas; reducir los actos de corrupción y reducir los costos de la corrupción”.

Bien dicen que los políticos siguen la siguiente regla: Si no puedes deslumbrar a las masas con tu inteligencia, desconciértales con estupideces”.

La retórica oficial está presente cada vez que muchos diputados y diputadas tienen que hablar en público. No todos tienen la acuciosidad de documentarse leyendo las tarjetas que les pasan los asesores. Legan corriendo a las reuniones o eventos que organizan o a las que les tienen que invitar porque presiden la comisión del tema que desconocen. Es una vergüenza y una lástima.

Pero no todo está perdido, el diputado sí dijo que hay esperanza para Chihuahua y México porque Singapur y Uruguay salieron adelante. Y también dijo algo que es encomiable.

“Como legisladores deben de poner atención en la forma en que se redactan las leyes, hacer un esfuerzo para que las leyes sean simples, comprensibles y realizables, ya que hay muchas leyes declarativas con buenos deseos, pero poca posibilidad de realización”.

Si sucede lo segundo sería un milagro y el Meollo del Asunto.

Twitter: @elmeoyodlasunto

Correo-e: elmeollodelasunto@gmail.com

Web: www.danielvallesperiodista.com